Preparatoria

Enfoque Pedagógico.

Las características de nuestro Bachillerato se derivan de las recomendaciones y conclusiones emanadas del Congreso Nacional del Bachillerato, en virtud de que estamos incorporados a la Dirección General del Bachillerato en la ciudad de México (SEP-DGB):

Forma parte de la educación media superior y “su finalidad esencial es generar en el educando el desarrollo de una primera síntesis personal y social que le permita su acceso a la educación superior, a la vez que le dé una comprensión de su sociedad y de su tiempo y lo prepare para su posible incorporación al trabajo productivo” (Acuerdo No. 71).

Como etapa de educación formal, se caracteriza por:

  • La universalidad de sus contenidos de enseñanza y de aprendizaje.
  • Iniciar la síntesis e integración de los conocimientos disciplinariamente acumulados.
  • Ser la última oportunidad en el sistema educativo para establecer contacto con los productos de la cultura en su más amplio sentido.
  • Es esencialmente formativo, integral, propedéutico y terminal (prepara para el trabajo).
  • a)Formativo: Porque pretende hacer partícipe al alumno de su proceso educativo, propiciando la reflexión y comprensión de cómo y para qué se construye el conocimiento. Asimismo, le brinda los elementos metodológicos necesarios para entender de manera objetiva y crítica su realidad.
  • b)Integral: Porque considera y atiende todas las dimensiones del educando (cognitivas, axiológicas, físicas y sociales).
  • c)Propedéutico: Porque prepara al estudiante para ingresar a la educación superior.
  • d)Terminal (preparación para el trabajo): Ofrece al educando una formación que le permita iniciarse en diversos aspectos del ámbito laboral, fomentando una actitud positiva hacia el trabajo y, en su caso, su integración al sector productivo.

En correspondencia con estas características, en nuestro bachillerato la educación se concibe como un proceso a través del cual el sujeto accede a la cultura, a través de “aprender a aprender” lo que permite concretar los pilares que constituyen las bases de la educación para la vida:

  • a)Aprender a conocer.- implica desarrollar “los instrumentos de la comprensión”, las capacidades fundamentales de nuestra inteligencia: analizar y sintetizar, razonar con lógica (ordenar, plantear y resolver problemas), deducir e inferir, relacionar, ponderar argumentos, intuir, prever consecuencias y comunicar con claridad.
  • b)Aprender a hacer.- implica el desarrollo de una competencia que capacite al estudiante para enfrentar innumerables situaciones y a trabajar en equipo; además promueve la capacidad de asimilar métodos, de imaginar soluciones diferentes y de asumir riesgos calculados.
  • c)Aprender a convivir.- posibilita la comprensión de los demás, la tolerancia de otros puntos de vista y el trabajo participativo y comprometido. Aprender a ser, propicia que aflore la personalidad y se esté en condiciones de obrar con creciente capacidad de libertad, de razonamiento y de responsabilidad personal.
  • d)Además consideramos también el Aprender a innovar.-es decir, desarrollamos la capacidad creativa de nuestros estudiantes para apoyarlos a encontrar respuestas y soluciones eficaces a las demandas de la vida cotidiana, al poner en práctica sus habilidades de pensamiento, imaginación y actitudes de servicio.

Los objetivos del bachillerato general son:

  • Ofrecer una cultura general básica, que comprenda aspectos de la ciencia, de las humanidades y de la técnica, a partir de la cual se adquieran los elementos fundamentales para la construcción de nuevos conocimientos.
  • Proporcionar los conocimientos, los métodos, las técnicas y los lenguajes necesarios para ingresar a estudios superiores y desempeñarse en éstos de manera eficiente.
  • Desarrollar las habilidades y actitudes esenciales para la realización de una actividad productiva socialmente útil.

Ir arriba